El mundo hotelero está cambiando. Cada día se puede ver cómo las nuevas tecnologías y las redes sociales van cambiando las reglas no solo de su comunicación, sino también de su propia estructura. Precisamente esta es la idea de fondo que subyace dentro del concepto del smarthotel, espacios en los que las nuevas tecnologías se han integrado no solo para facilitar su funcionamiento sino también para conseguir un mejor resultado por parte de los clientes.

Qué es Smarthotel

La principal consigna o idea de este tipo de espacios es el de automatizar todas las funciones posibles, de manera que cualquier trámite hotelero pueda solucionarse rápidamente, haciendo que los clientes pierdan menos tiempo y que los servicios o trámites del hotel no sean una carga para este.

Una app para hotel parece, en líneas generales, el medio más inmediato. Sencillamente se utiliza este dispositivo para realizar gran parte de las actividades o de los requisitos propios del hotel. Un ejemplo es el checking al llegar o al irse del edificio, así como otra serie de pedidos o de actividades. Esto, evidentemente, podría darse a través de una aplicación.

¿Qué se consigue con esto? Pues, principalmente, un servicio mucho más personalizado y una mayor satisfacción por parte de los usuarios del hotel. Este tipo de mejoras lo que permiten es la anticipación, no tanto la previsión. La dificultad ya no es la de prepararse para aquello que el cliente pueda pedir. Ahora hay que saber anticipar sus deseos y sus peticiones. Ofrecer la bebida favorita del cliente antes de que este la pida. Esto exige un conocimiento de sus gustos y de sus datos.

Es decir, el Big Data es algo que tiene que estar presente, ya que la anticipación se basa, precisamente, en el adecuado conocimiento de diferentes datos de interés acerca de los usuarios y de sus conductas.

Mecanismos para el sector hotelero

Hay diferentes mecanismos o medios para conseguir este avance, o también que ya se están utilizando. Un ejemplo es el de las habitaciones inteligentes, la domotica del hotel. Nuevamente aquí se percibe un sistema de automatización en base al cual diferentes puntos o elementos de la habitación están conectados con una red y a la vez con el cliente. Controlar lo que hay en el mueble bar o la hora a la que espera despertarse. Estos son solo algunos ejemplos de qué es una habitación inteligente y cómo se integra con el inquilino que tiene. La manera de conseguirlo es con sensores y conectividad. A su vez, se emplearía la plataforma IoT para enviar toda la información recogida al sistema general.

Esto responde también a un cambio en el tipo de personas que acuden a un hotel. El turista ha cambiado, y es una realidad que cabe empezar a asumir. Espera una mayor conectividad y también un trato bastante más personal y único. Por ello, tecnologia y hotel han de ir de la mano, para que de esta manera los visitantes se encuentren cómodos y descubran una opción de interactuar de manera real con el espacio en el que están.

La línea que tiene que haber detrás de este tipo de medidas es la de la mejora. Se busca automatizar los procesos para que estos funcionen de una manera más rápida y eficaz, aparte de controlar la información de una manera más precisa y exacta. Y, por el otro lado, los beneficios revierten directamente en el usuario, que siente su estancia en el hotel como menos rígida y mucho más abierta a posibilidades, cambios y comodidades.

La evolución de nuevos sistemas de gestión hotelera oncloud, determinará la integración de todos los sistemas para alcanzar la eficiencia del personal hotelero en la relación con el cliente… Bigdata, machine learning y PMS deberán ir de la mano en la próxima década.

>> ¿Estas preparando tu hotel, para las exigencias del mercado en los próximos años ?