Nos guste o no, la dependencia de hoteles grandes y pequeños, independientes o de cadenas, de la OTAS, IDS y portales de hoteles sigue siendo cada vez mayor. Esta realidad complica la labor de comercialización hotelera hasta tal punto que, para muchos negocios hoteleros, la externalización de estos servicios se ha hecho necesaria. Afortunadamente, el mercado ofrece múltiples soluciones tecnológicas que simplifican las labores de venta de habitaciones en múltiples canales. En este sentido, hay herramientas imprescindibles que todo hotel debiera considerar utilizar: un PMS y un channel manager. Ambas soluciones deben integrarse para exprimir todo su potencial. 

En el post de esta semana, analizaremos las ventajas que un channel manager ofrece a cualquier tipo de establecimiento hotelero. 

¿Qué es un channel manager? 

Como decíamos, es una solución tecnológica que permite a los hoteles optimizar la distribución de sus plazas y servicios online a nivel global, es decir, llegando a los principales mercados emisores nacionales e internacionales. Integrada con un software de gestión hotelera o PMS, permite gestionar la disponibilidad de habitaciones y sus precios en plataformas y canales con los que el hotel haya firmado un acuerdo de distribución: booking.com, hotels.com, lastminute.com, tripadvisor, etc. 

Canales de distribución hotelera

Trabajar con un número demasiado amplio de canales no es una estrategia muy recomendable, pues el tiempo de gestión que exigirían las labores de gestión y comercialización sería excesivo. Además, no por estar en más canales el revenue obtenido va a ser mayor necesariamente. 

Tampoco es cuestión de estar solo en dos o tres canales, así que lo adecuado es lograr un equilibrio que nos permita jugar con la disponibilidad y el precio de las habitaciones y, por supuesto, elegir los canales más adecuados para cada hotel. Hay que considerar por ejemplo cuál es el mercado emisor más relevante para el destino en el que se encuentra el hotel o qué portales especializados (por ejemplo, portales de viajes con niños, hoteles con encanto, alojamientos rurales, hoteles-balneario o con spa, etc.) funcionan mejor para nuestro tipo de alojamiento. 

Ventajas del uso de un channel manager para hoteles

  • Elegidos los canales adecuados, un channel manager ahorrará mucho tiempo y esfuerzo dedicado en la actualización de precios y disponibilidades, inicios de sesión en los diferentes canales, etc. La distribución se realizará entonces desde un plataforma centralizada, integrada con el sistema de gestión hotelera usado.
  • El uso de un channel manager evitará incurrir en situación de overbooking o reservas duplicadas. Una vez se vende una plaza en un canal, esta desaparecerá automáticamente del resto de canales online.
  • Con una buena estrategia comercial de soporte, poder jugar con los precios de las habitaciones ayuda a desestacionalizar el revenue del hotel, ampliando las posibilidades de reservas en temporada baja.
  • Para hoteles pequeños, un channel manager también amplía las posibilidades de llegar a mercados internacionales a los que les sería muy difícil de otro modo.
  • El uso de un channel manager permite además acceder a estadísticas y reportes muy valiosos para monitorizar y optimizar la estrategia de distribución hotelera. Solo analizando estos datos se podrá decidir qué canales funcionan mejores y con cuáles merece la pena seguir trabajando.
  • Los distintos modelos de contratación de un channel manager hacen posible pagar por comisión de reserva obtenida o bajo una cuota fija mensual que permita una mayor previsión de los costes.

En definitiva, un channel manager resultará muy beneficioso para la estrategia de comercialización de cualquier tipo de hotel como complemento a las acciones de fomento de sus reservas directas. Si ya estás convencido de las ventajas que ofrece el uso de un channel manager y necesitas asesoramiento técnico y comercial, no dudes en contactarnos.