La actual crisis está provocando en nuestro sector hotelero un verdadero baile de operaciones hoteleras, cadenas que se fusionan, hoteles que cambian de marca y gestión, ventas de activos, y sobretodo…. grandes problemas de liquidez para la mayoria de establecimientos, y como casi siempre, los más perjudicados los hoteles más pequeños y además de gestión independiente.

{xtypo_quote_left}Personalmente, creo que esto no ha hecho nada más que comenzar, y pese a los brotes verdes de los que se hablan, pero que no florecen, y esperemos que la primavera sea muy florida, nuestra realidad radiográfica del sector hotelero va a cambiar muchísimo en los próximos meses y yo diría en los próximos dos años.{/xtypo_quote_left}

Es habitual en las últimas semanas articulos que hablan sobre esta situación, se hablaba de un veranito movidito, según comentaba El Confidencial, pero lo del veranito se ha quedado corto y esta situación va para largo. Lo que tenemos claro es que la burbuja inmobiliaria empieza a arrastrar a los hoteles y que los hoteles como inversión inmobiliaria, por la que muchos arriesgaron hace años, ha pasado a una situación de bancos con grandes carteras de inmovilizado, pequeños propietarios renegociando deudas y procesos concursales que no han hecho nada más que empezar.

Pero como todo escenario de crisis, tiene ventajas para otros y sobretodo nuevas oportunidades ante una nueva radiografia que poco a poco, va a ir definiendo al nuevo sector hotelero de los próximos años.

Servicios profesionales de asset management, consultoras hoteleras se están preparando para este cambio, se crean departamentos específicos, y la atomización tan generalizada en nuestro sector sufrirá un cambio donde los grandes operadores y las franquicias son los actores principales en este nuevo escenario.

Pero todo no será ni tan bonito, ni tan fácil, la pérdida de ocupación de entre un 10 y 15 % en grandes ciudades, hábitats naturales para estos grandes operadores y reducción de las tarifas y precios medios de un 20 a 30%, hará que sea dificil absorber toda esta oferta y los cierres de negocios serán un hecho, si la primavera no llega pronto a estos brotes verdes.

Y que pasa fuera de estas grandes ciudades, de estos grandes destinos vacacionales, objetivo prioritario de gestión de activos a través de arrendamiento, franquicia o gestión. Pequeños hoteles de gestión independiente de  ciudades de mediano o pequeño tamaño, en los cuales propietarios individuales invirtieron en estos años de bonanza del ladrillo,….. Sector de tres y cuatro estrellas de gestión individual.

Este es el verdadero reto y la gran oportunidad para los próximos años, la creación de nuevas fórmulas de gestión a través de grandes profesionales, de directores de hotel con experiencia, que no quieran ser solamente un director de hotel condicionado día a día por directrices de la cadena hotelera, de los departamentos centrales y con un margen de maniobra mínimo para la gestión de personas, que al fin y al cabo, es el verdadero fin de nuestra labor, gestión del personal, gestión del cliente, gestión de los proveedores y gestión del accionariado.

El nuevo escenario tecnológico actual hace que la innovación en la gestión de nuestros establecimientos sea el germen definitivo para que los brotes verdes tan ansiados lleguen a este colectivo de hoteles independientes, de pequeño y mediano tamaño.

Pongamonos manos a la obra, pues tenemos una gran oportunidad en este momento de crisis…..