Los dispositivos móviles siguen ganando día a día terreno al PC. Esta tendencia imparable tiene consecuencias importantes para el sector hotelero. Hoy, el 35% de las reservas que realizan los viajeros en mercados maduros como EEUU y Australia se realizan a través de la tableta o el teléfono móvil, según un estudio de Criteo para Phocuswright.

Otra conclusión interesante que se desprende de esta encuesta es que los turistas que planifican sus viajes desde soportes móviles viajan más que aquellos que utilizan el ordenador, lo que hace más atractivo este segmento.

El informe confirma la dirección a la que apuntan los datos recientemente publicados por Booking Suite, que afirman que el 32% de los accesos a las webs de los hoteles se produce a través de dispositivos móviles.

Si a eso se le suma que, tal y como afirma el último informe Mobility Report elaborado por Ericsson, el 70% de la población mundial tendrá al menos un smartphone en 2020, parece claro que a medida que los viajeros incrementen su experiencia como usuarios de soportes móviles, las reservas por esta vía serán más comunes, incluso entre los turistas ocasionales.

Por todo ello, para continuar siendo competitivos, las compañías hoteleras deberán trabajar duro para atraer a sus potenciales clientes a sus websites y apps a través del móvil.

Diseños responsive e intuitivos para el usuario, y por qué no, ofertas dirigidas a este público concreto, se antojan más necesarios que nunca en una carrera que todavía no ha hecho más que empezar.