Un mes de julio que bate el récord histórico en la recepción de turistas en nuestro país, con nada menos que 9,6 millones de visitantes extranjeros que han elegido España para veranear, bien merece una reflexión para entender las claves del lleno total y sacar algunas conclusiones acerca de cómo hemos gestionado semejante volumen de huéspedes y qué mejoras podríamos poner en marcha para ofrecer un servicio aún mejor de cara a la próxima temporada.

Muchos hoteleros nos confiesan que, un año más, las reservas del verano se les han venido encima sin haber puesto en marcha previamente una estrategia de fidelización. Esto, sobre todo en el caso de los turistas internacionales que se alojan por primera vez en nuestro hotel, es una oportunidad perdida.

Aunque lo ideal hubiera sido activar el proceso de fidelización en el momento en el que el cliente confirma su reserva y mientras está en el hotel, aún no está todo perdido. Hay cosas que como hoteleros podemos hacer para tratar de fidelizar a esos turistas de prestado que visitaban España por primera vez.

Es difícil señalar qué porcentaje de la afluencia global de turistas extranjeros en los meses de julio y agosto se corresponde con esa demanda externa prestada debida a la situación de inestabilidad y sensación de inseguridad que se vive en otros destinos de playa de países mediterráneos como Túnez, Egipto e incluso Francia. Empresarios y analistas del sector hablan de 2,2 millones de turistas prestados de otros destinos.

Especialmente en los destinos maduros de sol y playa, que vivieron su época dorada antes de la crisis y que ven esperanzados las buenas cifras de este año, los hoteles se plantean renovar sus instalaciones y sus servicios para conquistar a ese nuevo cliente y lograr que repita.

Como decíamos, aunque aún queda un mes para acabar la temporada, pasados los meses estrella de julio y agosto podemos poner en marcha algunas acciones de marketing de fidelización como las que os proponemos en este post.

6 acciones de marketing de fidelización del turista de prestado

1. Segmentar por idioma y por nacionalidad

Una segmentación eficaz de la base de datos de clientes incluye la diferenciación por nacionalidad e idioma. De este modo, podremos establecer estrategias customizadas, ajustadas a los hábitos de viaje y preferencias de cada segmento de huésped, dependiendo de cuál sea su procedencia o decidir si conviene ir a alguna feria de turismo internacional a futuro.

2. Establecer la estrategia de contenidos según las características de cada segmento

Conocer el idioma y la nacionalidad nos permitirá establecer prioridades en nuestra estrategia de contenidos para redes sociales y para el blog del hotel. Por ejemplo, si un porcentaje digno de nuestros nuevos clientes habla francés, tendremos que habilitar en la web y en los perfiles de redes sociales este idioma.

3. Enviar un mensaje de agradecimiento por email, sms o través de la app del hotel, en caso de contar con una

El objetivo es recordar y animar al cliente a que te siga en las redes sociales o que se registre en la tu newsletter.

Muchos huéspedes son reacios a recibir Newsletters periódicas. Es importante recordarles que no se les enviará spam ni únicamente promociones, sino también información de su interés sobre el destino visitado. Si hay algo que enamora a los turistas extranjeros que visitan España es nuestra gastronomía. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué no enviarles una receta de algún plato típico de parte del chef del restaurante de tu hotel como reclamo para que se den de alta en tu Newsletter?

4. Preparar la próxima temporada alta

Acabado el verano, es el momento de ir montando la estrategia de cara a la próxima temporada alta. Una idea podría ser enviar a tus clientes extranjetos un cupón descuento para estancias en Navidad, junto con la típica felicitación.

5. Detectar las OTAs y webs más rentables

Esta de más decir que conviene hacer un buen análisis de cuáles son las OTAs y webs que han mandado más reservas internacionales a tu hotel. Además de trabajar más y mejor para recuperar reservas directas, podrás tomar decisiones acerca de cuáles son los canales más rentables para tu hotel.