crisis_flechaNos encontramos a unos días de la Semana Santa y todo sigue igual en el sector hotelero. Acabamos de terminar uno de los peores años , y a vísperas del comienzo de la actividad, vislumbramos un horizonte sin señales de recuperación, y con una incertidumbre, si cabe, mayor a la que tuvimos el pasado año.

En las últimas semanas, hemos conocido datos de lo que fue la actividad de nuestro sector en el 2.009, y todos los datos coinciden en señalar que los ingresos de los hoteles han caído notablemente, y en determinadas ciudades podriamos decir que la disminución de negocio ha sido considerable y que debería da lugar a reflexiones de un gran calado, un claro ejemplo lo tenemos en la ciudad de Zaragoza.

Durante estas últimas semanas han sido numerosas las conversaciones que he mantenido con colegas de profesión sobre la situación que estamos viviendo, y para nuestros males, la situación que vamos a vivir durantes los próximos meses, ya que esta situación no va a cambiar, ni encontramos indicios de cambio en la tendencia que llevamos viviendo durante tantos meses.

Debido a esta situación, los directores de hotel estamos viviendo una situación compleja, nuestra rutina de trabajo diaria ha cambiado, todos los días debemos de luchar con las consecuencias de esta crisis, consecuencias que tienen efectos colaterales con propietarios, personal, proveedores, clientes y resto de actores de nuestra actividad directiva.

1.- Guerra de precios sin cuartel.

2.- Caída constante de nuestra ocupación hotelera.

3.- Reducción de los ingresos medios de nuestros departamentos.

4.- Bajada de nuestro margen comercial.

5.- Pérdidas en nuestras cuentas de explotación.

6.- Depreciación de nuestros activos.

7.- Dificultad en la refinanciación de préstamos.

8.- Demanda cambiante, cambio en el perfil del cliente.

9.- Cambios en la distribución tradicional y en la comercialización de nuestros hoteles.

10.- Sobresaturación de la oferta hotelera en nuestro destino.

Y ante esta situación, deberemos como profesionales estar a la altura, otro reto en el camino, así que no perdamos más tiempo y pongámonos manos a la obra…..