Robotización del staff del hotel, domótica, Big Data, automatización y digitalización de procesos…. Las predicciones de los expertos acerca de los hoteles del futuro también incluyen novedades relativas a la forma en la que se harán las reservas hoteleras, tema sobre el que hemos querido centrar este post para que hoteleros y profesionales del sector vayan tomando nota y valorando la incorporación de la tecnología necesaria.

Autogestión de la reserva

El papel de las agencias de viaje tradicionales en cuanto a lo que las reservas hoteleras se refiere tendrá que ser repensado si es que estas quieren seguir desarrollando esta actividad. El cliente ya no recurre a intermediarios físicos para reservar su alojamiento, ya que todo el proceso puede realizarse a golpe de clic.

Esto implica que los hoteles tendrán que modernizar el motor de reservas de sus webs, optimizar el funnel de compra online, ampliar su red de canales de distribución online, gestionarlos de una forma eficiente,  automatizar procesos o incluir chatbots, entre otras medidas, para responder al requisito de inmediatez de respuesta, que es imprescindible para no perder clientela en Internet.

Hiperpersonalización de la oferta

La autogestión del viaje por parte del huésped plantea otro reto: la personalización del servicio. La correcta explotación de los datos que el cliente va aportando desde el momento en que realiza las primeras búsquedas facilitará la elaboración de propuestas personalizadas no solo en cuestión de habitación a reservas, sino también en cuanto a la oferta complementaria tal y como ya están haciendo desde Smartvel.

Estrategia multicanal

Una buen plan de distribución hotelera debe incluir estrategias multicanal enfocadas en la venta directa, que incluyen también acciones en redes sociales, SEO, SEM, campañas de emailing, etc. que cubran todo el ciclo de reserva, antes y durante el momento de la contratación.

Todo desde el móvil

Como ya hemos mencionado en posts anteriores, las reservas hoteleras realizadas desde dispositivos móviles siguen con un ritmo de crecimiento progresivo imparable y es previsible que esta tendencia no varíe a futuro.

La optimización del sistema de reservas directas del hotel resultará por tanto esencial como primer paso. También la apuesta por aplicaciones móviles y soluciones tecnológicas de respaldo que permitan la identificación del huésped vía móvil, el check-in express, la apertura de puertas, la captura y gestión de información de satisfacción del cliente y otras acciones de fidelización del mismo, como pueden ser la atención personalizada o el envío ofertas y recompensas a través de mensajería instantánea.

Innovación tecnológica aplicada a la reserva hotelera

Aún en periodo experimental, ya se conocen casos de éxito en el uso de nuevas tecnologías como la realidad virtual como reclamo para el cliente. Las imágenes y vídeos 360· darán paso a nuevas fórmulas que permitan al viajero conocer de antemano la experiencia que le espera en destino. Estamos hablando de ver, moverse, oír e incluso oler lo que sucede en las instalaciones hoteleras y en el entorno antes de realizar la reserva. Inmersión total previa.

En definitiva, se trata de aprovechar la tecnología y la ingente cantidad de datos que aporta el viajero que reserva online para ofrecer un servicio competitivo y rentable para el hotel e inolvidable para el huésped.