La temporada alta está a la vuelta de la esquina. Aunque el buen tiempo se está haciendo de rogar, no queda nada para los meses de verano. Es el momento de ir poniendo en marcha una campaña de marketing estival que te permita sacar el máximo provecho del incremento de clientela que previsiblemente recibirás en los próximos meses.

En el post de esta semana, te damos algunas claves para que tus clientes y seguidores no se olviden de ti, vayan donde vayan este verano.

Cuando los establecimientos turísticos cuelgan el cartel de completo, las acciones de marketing suelen quedar relegadas para tiempos más tranquilos. Esto es un error por varios motivos:

  • Los usuarios en verano están más activos en las redes sociales, por lo que es un momento ideal para interactuar con ellos, invitarles a participar en sorteos y concursos online y a que compartan sus fotos e impresiones acerca del hotel con sus contactos.
  • Las acciones de fidelización funcionan mucho mejor insitu y tu clientela estará más receptiva a la hora de recibir nuevas propuestas.
  • Los servicios añadidos a la estancia se venden también mejor cuando el cliente está en el alojamiento. La máxima de “llegar al cliente adecuado en el momento oportuno” es más factible que nunca y hay que sacar provecho de ello. Está demostrado que las estrategias de upselling, por ejemplo, funcionan mejor en temporada alta.
  • Los nuevos clientes son nuevos leads para tu estrategia anual de marketing. No olvides entonces obtener sus datos de contacto y consentimiento para el envío de promociones y campañas programadas para los tiempos de “vacas flacas”.
  •  Tener al cliente ” en casa” es además una oportunidad única para conocer sus hábitos y preferencias. Al final de la temporada habrás obtenido un montón de datos muy útiles, que te permitirán prototipar y segmentar a tu clientela y sacar conclusiones acerca de posibles mejoras de cara a la próxima temporada alta.

Antes de que empieces a recibir a los primeros huéspedes del verano, aún tienes unos días para hacer algo de promoción. Entrados ya en la segunda mitad del mes de junio, ya estará “todo el pescado vendido”. Pero entretanto, será una buena idea lanzar una refrescante campaña de email marketing y en redes sociales con ofertas de última hora.

summer_deals

En cuanto empiece el buen tiempo, la mente del consumidor empezará a marcharse -consciente o inconscientemente- de vacaciones y estará más receptiva a recibir, por poner un ejemplo, un email con una propuesta de escapada a una irresistible playa que se muestra nada más abrir el correo electrónico, con un asunto de mensaje que invita a ser abierto. El neuromarketing sabe mucho de esto…

Otro punto relevante: si aún no lo has hecho, asegúrate de que tanto tu web como los emails que mandas a tu base de datos son responsive y se ven bien en dispositivos móviles. Recuerda que en verano casi nadie viaja sin su teléfono móvil y el mayor número de conexiones llegarán por esta vía.

Por último, te recomendamos que consideres estrenar la temporada con una app hotelera personalizada, que te permitirá sorprender a tus huéspedes con un servicio añadido (información del destino, geolocalización, mensajería instantánea, check in express), así como obtener datos muy valiosos que automáticamente se incorporarán a tu software de gestión hotelera. Si lo tienes claro, en un par de semanas podrías contar con una app personalizada para tu hotel o apartamentos. Estás a tiempo, solo tienes que pedir más información aquí: www.ningunhotelsinapp.com